Sistema que al ser activado dispara una niebla que no permite ver.

En pocos segundos, el Cañón de Niebla llena la estancia con una densa Niebla, que impide la visibilidad al ladrón, de tal forma que al ladrón le resulta imposible ver su propia mano frente a su cara.

NO SE PUEDE ROBAR   LO QUE NO SE PUEDE VER